Tecnica de la horquilla

Se emplea el punto bajo, medio punto o alto. Y según el número de puntos tejidos por vuelta así quedará la trama de tupida.

Podemos elaborar desde una bufanda, un jersey, prendas para bebés, chales, mantas.
Lo que hay que tener en claro es que el tejido obtenido siempre será más calado que el del ganchillo pero mas vaporoso aún.


Te puedes hacer una horquilla con dos palillos y una madera no muy gruesa. Los palillos los podrás encontrar en cualquier tienda, para hacer brochetas. Los insertas en la madera en la cual has hecho unos agujeros con una broca del mismo grosor de los palillos, con cola blanca. La longitud entre ellos la marcas tú, más o menos 5 á 10 cms.

Como curiosidad:
Se dice que fueron las españolas las que inventaron la técnica de la horquilla tejiendo con la horquillas del pelo.

Comencemos pues:
Se empieza con un nudo corredizo, como si hiciéramos una cadeneta, se lleva la hebra de delante a atrás sobre el brazo derecho de la horquilla.
Sujeta el nudo entre el pulgar y el corazón de la mano izquierda.
Recoge la hebra y pásala por el anillo en el gancho.

Pasa el ganchillo entre los dos brazos hacia atrás y gira la horquilla de derecha a izquierda de modo que la hebra envuelva el otro brazo, ahora a la derecha.
Mete el ganchillo de abajo a arriba en la hebra anterior del lado izquierdo, toma la hebra, saca una anilla, cierra los dos anillos del ganchillo.
Vuelve a llevar el ganchillo hacia atrás y gira la horquilla de derecha a izquierda. Prende en la hebra anterior del lazo de la izquierda y teje 1 punto bajo. Sigue trabajando así hasta llegar a la parte de arriba de la horquilla. Se deslizará la tira hacia abajo, menos las últimas vueltas, dejas espacio para seguir tejiendo.