Orillo sencillo

Normalmente en las instrucciones de un patrón no se mencionan los orillos, por lo que queda a merced de la tejedora, como vaya cosida la pieza, o como quede más bonito o simplemente de como le guste.

Así que pondremos 1 ó 2 puntos más a cada lado. Quedará más nítida y bonita la pieza.

Con más puntos de orillos la pieza se enrolla menos.

Hay varios tipos que vamos a mencionar.

Orillo de cadena sencillo 1

Orillo de Cadena sencillo

Es el que se suele usar normalmente, para piezas que van cosidas unas a otras.

Al derecho: Coge el primer punto como si lo fueras a tejer al derecho pero lo pasas sin tejer. Teje el último punto al derecho.

Al revés: Coge el primer punto como si lo fueras a tejer al revés pero lo pasas sin tejer. Teje el último punto al revés.

Orillo cadena sencillo 2

Con el hilo por delante de la labor, coge el primer punto de cada vuelta como si lo fueras a tejer al revés y luego pasas el hilo detrás de la labor y lo tejes al derecho.


Orillo de cadena doble

Orillo de Cadena doble

Es un orillo bastante decorativo. Es ideal para piezas que no vayan cosidas entre sí ya que hace un borde liso, que cuando hormas la pieza se queda recta.

Al derecho: Pasa el primer punto como para tejerlo al derecho sin tejerlo. Teje el siguiente punto al revés.

Al final de cada vuelta teje el penúltimo punto al revés y pasa sin tejer el último punto pero como si lo fueras a tejer al derecho.

Al revés: Tanto los dos primeros puntos como los dos últimos de la vuelta se tejen al revés.